Una de las preguntas más frecuentes que nos suelen hacer llegar es “¿Cuál es la diferencia entre un coach y un mentor?” Aunque las habilidades requeridas son similares, y ambas se utilizan como herramientas de desarrollo profesional, la estructura y el resultado son bastante diferentes.

 

¿Qué es un mentor?

Un mentor es alguien que ofrece sus conocimientos y experiencia en forma de asesoramiento. El mentor ayuda a considerar oportunidades para el crecimiento profesional, ganar confianza y mejorar las habilidades interpersonales. Su apoyo permite explorar nuevas opciones de carrera, establecer objetivos de desarrollo, desarrollar nuevos contactos e identificar recursos. De esta manera, un mentor sirve como asesor profesional y un buen modelo a seguir.

Para inspirar y generar confianza, los mentores poseen una actitud positiva, cualidad que hace que sea más fácil abrir el debate de metas profesionales y preocupaciones que puedan existir en el entorno laboral.

Desde una perspectiva empresarial, los mentores ayudan a los empleados a ganar más confianza en su trabajo y a desarrollar habilidades que aporten valor. Los empleados con confianza brillan también en liderazgo y contribuyen cualitativamente en el desempeño de la organización.

La mentoría consiste principalmente en escuchar con empatía, compartir experiencias (generalmente mutuamente), amistad profesional, desarrollar una visión a través de la reflexión, ser una caja de resonancia, alentar. – David Clutterbuck

 

Un buen mentor:

  • está comprometido a aprender y ayudar a otros a aprender,
  • es un buen oyente,
  • muestra empatía,
  • construye simpatía,
  • anima al alumno a hablar,
  • observa y reflexiona,
  • proporciona desafío constructivo,
  • es consciente de sí mismo y entiende a los demás,
  • tiene sabiduría intuitiva de la experiencia de la vida,
  • ayuda al alumno a remodelar su pensamiento,
  • es un experto en política o profesional,
  • comparte experiencias,
  • trabaja el detalle

 

¿Qué es un coach en el mundo empresarial?

Coaching: la International Coach Federation ( https://coachfederation.org ) define el coaching como “asociarse con clientes en un proceso creativo y estimulante para inspirarlos a maximizar su potencial personal y profesional”.

El enfoque del coaching suele ser la tarea y el rendimiento. El rol de un coach de habilidades o desempeño es dar retroalimentación sobre el desempeño observado. En consecuencia, el coaching suele pasar en el lugar de trabajo.

Es probable que el coach establezca o sugiera objetivos para el alumno; medir el rendimiento periódicamente a medida que el alumno desarrolla nuevas habilidades. Esto necesita una buena relación de trabajo entre el alumno y el entrenador.

 

Diferencias entre el coaching y el mentoríng

 

Periodo de tiempo

  • Coaching: Es más probable que la relación sea a corto plazo(hasta 6 meses o 1 año) con un resultado específico en mente. Sin embargo, algunas sesiones de coaching pueden durar más, dependiendo de los objetivos alcanzados.
  • Mentoring: Las relaciones tienden a ser más a largo plazo, duran uno o dos años, e incluso más.

 

Atención

  • El coaching está más orientado al rendimiento, diseñado para mejorar el rendimiento en el trabajo del profesional.
  • La tutoría está más orientada al desarrollo, ya que no solo se ocupa de la función laboral actual del profesional, sino que tiene un enfoque más integral del desarrollo profesional.

 

Estructura

  • Coaching: Tradicionalmente más estructurado, con reuniones programadas regularmente, como semanales, quincenales o mensuales.
  • Mentoring: En general, las reuniones tienden a ser más informales, según sea necesario, según lo requiera el aprendiz.

 

Agenda

  • La agenda del coaching es co-creada por el coach y el coachee para satisfacer las necesidades específicas del coachee.
  • La agenda de mentores es establecida por el mentoreado. El mentor apoya esa agenda.

 

Preguntas

  • Una de las principales herramientas del coach es hacer preguntas que provoquen la reflexión, lo que ayuda al coachee a tomar decisiones importantes, reconocer los cambios de comportamiento y tomar medidas.
  • En la relación de mentoría, es más probable que el mentoreado haga más preguntas , aprovechando la experiencia del mentor.

 

Finalización

  • El resultado de un acuerdo de coaching es específico y medible, mostrando signos de mejora o cambio positivo en el área de desempeño deseada.
  • El resultado de una relación de mentoría puede cambiar con el tiempo. Hay menos interés en los resultados específicos y medibles o en el cambio de comportamiento y más interés en el desarrollo general del aprendiz.


 

 

Cuándo considerar el coaching:

  • Cuando una empresa está buscando desarrollar a sus empleados en competencias específicas utilizando herramientas de gestión del rendimiento e involucrando al gerente inmediato
  • Cuando una empresa tiene varios empleados con talento que no cumplen con las expectativas
  • Cuando una empresa está introduciendo un nuevo sistema o programa
  • Cuando una empresa tiene un pequeño grupo de personas (5-8) que necesitan una mayor competencia en áreas específicas
  • Cuando un líder o ejecutivo necesita ayuda para adquirir una nueva habilidad como una responsabilidad adicional

 

Cuándo considerar la mentoría:

  • Cuando una empresa está buscando desarrollar a sus líderes o grupo de talentos como parte de la planificación de la sucesión
  • Cuando una empresa busca desarrollar sus diversos empleados para eliminar las barreras que dificultan su éxito.
  • Cuando una empresa busca desarrollar más completamente a sus empleados de manera adicional a la adquisición de habilidades / competencias específicas
  • Cuando una empresa busca conservar su experiencia interna y la experiencia que reside en sus empleados “baby boom” para las generaciones futuras
  • Cuando una empresa quiere crear una fuerza laboral que equilibre lo profesional y lo personal

 

El coaching y la mentoría están muy presentes en los entornos de trabajo hoy en día. Sin embargo, saber cuál es el más relevante y necesario para un individuo puede ser un poco confuso ya que los términos se usan indistintamente, pero como hemos visto son prácticas diferentes. No reconocer y comprender estas diferencias sutiles puede enturbiar los objetivos y llevar a confusión sobre lo que cada uno pretende lograr.

 

Pilar Fernández | Marketing & PR Growlia Consultora de Inbound Marketing y copywriter. Máster en desarrollo personal y liderazgo. Sólida experiencia en startups y agencias de comunicación internacionales.

 

 

New call-to-action