Llegamos al último capítulo. Ahora que ya has podido valorar si vas por buen camino o no en tu estrategia de desarrollo del talento y tienes herramientas para detectar ese potencial en tu equipo, es momento de pasar a la acción. Esta tercera parte será un ejercicio en sí mismo. Te presentamos algunas ideas para que crees tu Do it yourself (DIY), elije las propuestas que veas que más te ayudarán a desarrollar el talento de tu equipo en el momento en el que os encontráis.

 

Ayúdales a salir de su zona de confort

Pensar que tu equipo solamente pueda despegar dentro de su departamento o cargo es un grave error. Para que un empleado consiga desarrollar todo su potencial en tu empresa es importante que entienda cómo funcionan el resto de departamentos, áreas y partes que la componen.

Ánima a cada mánager de departamento a que entrene a su equipo de tal manera que sean capaces de cumplir y asumir responsabilidades que sean incluso ajenas a su puesto de trabajo. Así, aumentarán su conocimiento saliendo de su zona de confort.

 

Construye relaciones sanas y de confianza

El primer paso para comenzar a desarrollar un plan de carrera que permita darles otro nivel a tus colaboradores es establecer buenas relaciones personales y laborales con cada uno de ellos.

Conóceles trabajando, en la hora de los descansos, elimina las barreras de comunicación que puedan existir. La comunicación y las buenas relaciones son vitales para desempeñar un papel constructivo en cada uno de ellos.

 

Pídeles que se identifiquen con un proyecto clave para la empresa

Esa responsabilidad significa dotar de sentido y significado al papel que desempeñan en la empresa. Y verás que se convierte en un salto cualitativo de motivación. Gracias a estos proyectos, estarás contribuyendo a su capacidad de dirección y liderazgo. Las mejores ideas para mejorar o innovar suelen venir con este compromiso y adrenalina de apadrinar un proyecto ‘tuyo’. Además, de esta manera tu equipo aumentará su capacidad para identificar oportunidades de alto impacto, su influencia y sus dotes de venta.

Enseña a delegar

Como encargado de desarrollo de talento es importante que crees una cultura de delegación. Esto no consiste en animar a los managers a deshacerse de aquellas cosas que no les gusta hacer, sino de ir encargando a su equipo algunas responsabilidades que puedan ayudarles a crecer profesionalmente y demostrar su liderazgo. En este sentido, es fundamental que prestes atención a sus necesidades de desarrollo y aspiraciones de carrera para buscar y ofrecer las mejores oportunidades para ellos.

 

Crea un club de lectura trimestral de negocios

¿No te parecería atractivo poder aprender dentro de la empresa temas como el liderazgo, la salud financiera, la gestión de negocios o el crowdfunding?  Este espacio de formación y debate en torno a un libro de negocios o una recopilación de artículos firmados por expertos generará conversaciones muy interesantes, podrás ver oportunidades para seguir desarrollando el talento de forma creativa, gracias a la literatura.

Te recomendamos: Los libros de negocios imprescindibles para ser mejor líder

 

 

Incluye planes de carrera

Un plan de carrera tiene como principal objetivo desarrollar a plenitud a los empleados de la empresa. Ayuda a retarlos a mejorar cada día, motivarles, ofrecerles nuevas habilidades y conocimientos que, por supuesto, deben ir de la mano con las necesidades de la compañía.

Este plan requiere de organización e inversión por parte de la empresa; no obstante, es importante saber que proveer competencias a través de planes de aprendizaje y capacitación que permitan desarrollar y potenciar a los colaboradores es clave para el éxito de la organización.

 

Da una retroalimentación constructiva

Dar feedback no significa regañar o criticar el trabajo de tu equipo, todo lo contrario. En tu proceso de acompañamiento, es importante que crees ese espacio constructivo de aprendizaje donde se incluyan recomendaciones de mejora. Sólo así crecerán, se motivarán, verán en qué pueden mejorar y lucharán por desarrollarse dentro de la compañía.

Como líder, también a ti te dará la oportunidad de ir preparando a tus colaboradores para lidiar los futuros desafíos organizacionales con los que se vayan encontrando y, por ende, tendrá un equipo de trabajo más preparado, ayudando así a reducir la tasa de rotación de personal.

 

Aniol Quer | CEO Growlia Experto en Recursos Humanos y desarrollo personal. Más de 6 años de experiencia gestionando equipos de marketing y ventas en startups de alto crecimiento.