En general, ser elegido para una posición de liderazgo no te convierte automáticamente en un gran líder. Recuerda los mejores jefes que has tenido a lo largo de tu carrera profesional y pregúntate qué rasgos de personalidad y buenas prácticas los convirtieron en tales mentores.

Si quieres ser un líder que atraiga a personas de calidad, la clave es convertirse en una persona de calidad. Jim Rohn, empresario estadounidense, autor y orador motivacional, llama al liderazgo el gran desafío de la vida porque lo importante es refinar constantemente tus habilidades. Todos los grandes líderes continúan trabajando en sí mismos hasta que se vuelven efectivos. Descubre qué atributos de personalidad compartes con ellos y pon el foco en desarrollar al máximo posible todo tu potencial.

 

1 Curiosidad: trata de rodearte de personas que sientan curiosidad por una amplia gama de temas. Los líderes que se sumergen puramente en el silo de su negocio pueden pasar por alto los problemas u oportunidades emergentes, así como las conexiones con otras industrias. Y, es mucho más divertido tener un equipo con intereses diversos.

 

2 Confianza: La confianza puede ser innata o se puede practicar y aprender, tiene que ver con tu percepción interna de tu capacidad para cumplir un objetivo concreto y se construye a través de tus experiencias.

Para aumentar tu confianza, debes estar abierto a nuevas experiencias y estar dispuesto a fallar o nunca crecerás y encontrarás la fuerza necesaria para superar los límites de lo que eres capaz.

 

Obtienes fuerza, coraje y confianza con cada experiencia en la que realmente te paras a mirar el miedo a la cara. – Eleanor Roosevelt

 

3 Apreciación / amor por tu carrera:

Puede sonar a cliché, pero realmente uno de los rasgos de personalidad de cualquier líder es que hacen lo que aman y lo que les apasiona. Si no es tu caso, te será difícil encontrar el impulso para esforzarte a ser mejor.

 

4 Integridad: Tener fuertes valores morales es importante en la gestión del talento porque permitirá que otros se identifiquen claramente contigo. Tener sinceridad y honestidad en todos tus tratos asegura a tu equipo tus intenciones.

 

5 Responsabilidad: Ser responsable significa que aceptas la responsabilidad de los resultados que se esperan de ti, tanto buenos como malos. No culpas a los demás. Y no culpas a lo que estaba fuera de tu control. La responsabilidad es lo contrario al victimismo, y ser una víctima es exactamente lo contrario de ser un líder. Los grandes líderes toman la iniciativa para influir en el resultado y responsabilizarse de los resultados.

 

6 Carisma: Los líderes de referencia desprenden energía y magnetismo. Este carisma puede ser difícil de aprender, por lo general requiere que la mayoría de las personas salgan de su zona de confort hablando con desconocidos, aprendiendo a llamar la atención y dirigiéndose a grupos de cualquier tamaño.

 

7 Ser respetado y agradable: Atraer un profundo sentido de admiración y lealtad en tu equipo es clave para el liderazgo exitoso. Ser respetado hace que sea más fácil poner tus planes en acción y hacer que otros se sumen rápidamente a tu visión. Los líderes se ganan el respeto al dejar que sus acciones hablen más fuerte que sus palabras.

 

8 Automotivación: Los líderes motivados desean superar cualquier expectativa porque tienen pasión, orgullo y el deseo de ser mejores. Para tener éxito como líder, necesitas estar motivado, y nadie más puede hacerlo por ti, excepto tú mismo.

En esencia, si queremos dirigir nuestras vidas, debemos tomar el control de nuestras acciones. No es lo que hacemos de vez en cuando lo que da forma a nuestras vidas, si no lo que hacemos constantemente. –  Tony Robbins

 

9 Lealtad: Necesitas dar y mostrar un apoyo firme y constante a tu equipo, sólo así podrás esperar que te den lo mismo.

 

10 Optimismo y positividad: Donde otros podrían pensar que un proyecto o tarea es demasiado difícil, los líderes enfrentan esos desafíos con energía y positividad. La positividad es contagiosa, así que asegúrate de concentrarte en tu actitud y establecer este tono optimista para tu negocio y las personas que forman parte de él.

 


11 Coraje: Aristóteles llamó al valor la primera virtud, porque hace que todas las demás virtudes sean posibles. El liderazgo a veces implica tomar decisiones que requieren un cierto nivel de valentía. Si quieres ser más valiente, necesitas probar cosas nuevas, tener más confianza en los demás y ser capaz de plantear problemas difíciles que otros no resolverían.

 

12 Pasión: Los líderes que tienen pasión muestran un deseo fuerte e incontrolable que los empuja hacia adelante. La cantidad de pasión que tienes afecta directamente tu actitud, energía y la de las personas que te rodean.

Uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones; las pasiones lo eligen a uno – Jeff Bezos

 

13 Compromiso: Los grandes líderes no se distraen, enfocan su atención en el problema. Incluso cuando están muy ocupados, se aseguran que están participando el proceso con los miembros del equipo y no dando órdenes sin entender objetivos ni prioridades.

 

14 Conciencia de sí mismo: tener conciencia de sí mismo es vital para cualquier líder para que pueda desarrollar su equipo con personas que equilibren sus propias fortalezas y debilidades. Si no está al tanto de sus propias necesidades de desarrollo, puede tener más confianza de la que debería y no darse cuenta de la necesidad de una habilidad particularmente importante en su equipo. Haz una revisión anónima de 360º ​​con tu equipo y presta atención a lo que sucede.

 

15 Ética: Cuando se trata de decisiones difíciles (a veces morales), los grandes líderes deben hacerlo de acuerdo con sus propios valores y garantizar que sus acciones sean positivas, no perjudiciales. Es interesante poder establecer un código de ética que ayude a guiar mejor las decisiones y comportamiento de todo el equipo.

 

16 Sentido del humor: Los líderes eficaces tienen la capacidad de reírse de sí mismos y entender que son sólo humanos y pueden cometer errores como todos los demás.

 

17 Humildad: ¿Alguna vez has trabajado para un jefe que pensaba que él o ella tenía razón todo el tiempo, incluso cuando no lo estaban? Cuando te conviertes en un líder, las personas solo buscan automáticamente en ti las respuestas y la dirección. Resiste la tentación de ofrecer siempre una dirección, especialmente si no estás completamente seguro de cuál es la mejor respuesta. Pregunta a tu equipo sus opiniones y demuestra que estás dispuesto a seguir sus consejos, y te sorprenderá cómo cambia la cultura de la organización.

 

18 Personaje: Los líderes son únicos en su especie. Están llenos de personalidad y no temen quedarse solos y ser diferentes. Entienden que las cosas que los hacen diferentes son las que definen su carácter.

 

 

Es un hecho que algunas personas son más fáciles de gustar y de llevarse bien que otras. Esto casi siempre tiene que ver con el carácter de una persona. Los líderes excepcionales son aquellos que incluyen estos 18 rasgos de personalidad. Estas cualidades son las cualidades exactas porque dejan un impacto profundo y significativo en los demás.

El tipo de personaje que construimos es nuestra elección. Si tomamos malas decisiones, como ser deshonestos, perezosos, egoístas, buscadores de atención o víctimas, no desarrollaremos el tipo de carácter propio de un liderazgo consciente. En cada situación tenemos elección en cómo respondemos. El buen carácter es lo que separa lo bueno de lo normal, las palabras vacías de la acción y lo exitoso de lo no exitoso.

 

Pilar Fernández | Marketing & PR Growlia Consultora de Inbound Marketing y copywriter. Máster en desarrollo personal y liderazgo. Sólida experiencia en startups y agencias de comunicación internacionales.

 

 

New call-to-action