La comunicación consciente es una forma de hablar y escuchar que se centra en desarrollar relaciones sólidas y mutuamente enriquecedoras. Mira a tu alrededor o recuerda compañeros de trabajo o managers que tuviste que desprendían esa humanidad, a su vez que liderazgo. ¿No es realmente inspirador?

En la comunicación consciente, tus deseos y necesidades individuales siguen siendo importantes, pero prima la escucha activa, la empatía y el acompañamiento porque estamos considerando en todo momento el colectivo, la organización, tu oyente.

A su vez, esta toma de consciencia se traduce en una sensación de seguridad y conexión, tan necesaria para liderar e influir. Cuando ponemos como prioridad a las personas y su felicidad el resultado es inevitable: estamos construyendo una empresa feliz, como bien define David Tomas, CEO y cofundador de Cyberclick. Y éste es el primer paso de una buena cultura empresarial.

Vamos a darte 15 situaciones que vivimos a diario con los coaches de Growlia que muestran los dotes de comunicación que tienen los líderes excepcionales. Si tú también quieres convertirte en un líder inspirador, apunta:

 

1 Saben escuchar: Antes de dar feedback y apoyo en situaciones difíciles, debes hacer un verdadero esfuerzo para aprender a escuchar. Los grandes líderes escuchan primero y luego hablan. Escuchar no significa sólo estar en silencio, también necesitas hacer las preguntas correctas. 

2 Son honestos y transparentes: Las personas respetan y permiten abrirse emocionalmente a quienes son honestos y reaccionan con calma ante las buenas y malas noticias.

3 Dominan las habilidades sociales: La mayoría de las veces, los líderes son carismáticos, extrovertidos, amigables y accesibles. Tienen la capacidad de hablar con cualquiera de una manera tranquila, respetuosa y atractiva. Tanto los empleados como los clientes prefieren trabajar y comprar a personas con las que haya esa conexión.

4 Son auténticos: Los líderes se mantienen fieles a las cosas que los hacen únicos y trabajan duro para conseguir sus objetivos a pesar de factores externos para cambiar o adaptarse. La dedicación y el foco a largo plazo son esenciales para el liderazgo auténtico.

5 Predican con el ejemplo: Las acciones hablan más que las palabras. La gente que te rodea se dará cuenta si estás dedicado y trabajando duro para hacer crecer tu negocio. Pero si eres perezoso y no te importa, tu equipo tomará nota y hará lo mismo. Los mejores managers siempre lideran dando ejemplo.

6 Son nativos digitales: La cara más humana de la comunicación también debe verse reflejada en las redes sociales. Los medios sociales es una herramienta que no puede faltar para involucrar, educar y conectar con tu equipo, clientes y prospectos.

7 Están presentes: La verdadera presencia no se trata simplemente de ser el centro de atención, se trata de saber observar y buscar / dar una retroalimentación significativa. Debes hacerlo con tu equipo en cualquier situación importante, así como ayudarles a encontrar soluciones ante cualquier adversidad.

8 Construyen relaciones: Los líderes de referencia entienden el valor de construir relaciones duraderas con las personas en su industria y hacen todo lo posible por estar en asociaciones y eventos de networking. La creación de una red de contactos de gran valor es fundamental para el éxito a largo plazo.

 

Te recomendamos: La empresa más feliz del mundo por David Tomas

9 Saben hablar en público: No vale ser tímido. Las situaciones en las que se requiere hablar en público pueden abarcar desde hablar en una reunión hasta presentar una nueva idea en una sala llena de gente. Esto no sólo es importante para transmitir el mensaje claramente, también mejora la credibilidad como líder.

10 Dominan las confrontaciones: La mayoría de las personas evitan cualquier confrontación por temor a una discusión. Pero cuando se domina la comunicación consciente se aprende a acercarse a los demás de una manera agradable y honesta para abordar estos problemas.

11 Son audaces: Están dispuestos a tomar la iniciativa y mostrar el camino a pesar de los posibles riesgos.

12 Saben razonar: Los líderes prácticos son justos, sensatos, nunca hacen suposiciones sin fundamento y contrastan antes de tomar decisiones.

13 Muestran empatía y compasión: No hay que olvidarse de las necesidades y sentimientos de los demás. Un líder no sólo sabe cómo sus acciones afectan a su equipo, también muestra comprensión y simpatía por los demás.

14 Empoderan: Los líderes empoderan a su equipo confiándoles que tienen la capacidad de tomar buenas decisiones. El empoderamiento no se trata sólo de darles la libertad de tomar sus propias decisiones, sino de darles las herramientas y los procesos para que tomen esas decisiones de manera efectiva y productiva.

15 Saben negociar: Saben cómo obtener lo que quieren y pueden ser muy convincentes. Desde resolver las diferencias hasta supervisar un gran acuerdo, son prácticos, justos y firmes en sus negociaciones.

Te recomendamos: La importancia de la comunicación consciente –  La Mente es Maravillosa

 


 

 

Por qué debemos hablar de comunicación consciente dentro de las organizaciones

Podemos caer fácilmente en el error de disminuir la calidad de nuestra comunicación debido a la dependencia que tenemos con la tecnología, o el ritmo de vida que llevamos expuestos al estrés y las distracciones. Dentro de las organizaciones, gran parte de las interacciones están orientadas a la acción, todos buscamos alcanzar un objetivo. Pero no podemos descuidar la comunicación humana.

Practicar comunicación consciente (o comunicación ética y estratégica) de forma efectiva en el lugar de trabajo significa:

  • Atención plena: personalmente: estar en el aquí y ahora. En relación a ti y a los demás: prestar atención a cómo se cumplen los objetivos, demostrar interés y entender la situación que se produce sin juicio.
  • Respeto por la diversidad: responder inteligentemente con absoluto respeto frente a diferencias que pueda haber como la edad, la nacionalidad, el nivel socioeconómico, el género y la cultura.
  • Equilibrio entre la estrategia, la ética y los resultados: toda comunicación debe estar edificada en estos tres pilares.

 

Por otro lado, a todos nos gusta pensar que somos únicos y, aunque es así, a la hora de gestionar el talento se debe partir siempre de la base de que cada persona interpretará su propia realidad.

Nuestras emociones básicas son todas idénticas. Los seres humanos tenemos dos emociones primarias: el amor y el miedo.

El miedo lo podemos encontrar en la oficina en situaciones de inseguridad, reactividad, lidiar con personas tóxicas, trabajar bajo mucha presión, entre otros escenarios. Los líderes que se han formado en comunicación consciente aparcan sus miedos con la respiración profunda: inmediatamente reducen su reactividad emocional creando un espacio entre sus pensamientos y acciones.

Al usar la respiración, pueden asegurarse de que están completamente presentes, conscientes y equilibrados; están conscientes en el momento. Ahora pueden responder en lugar de reaccionar.

Prueba este sencillo truco la próxima vez que el miedo asome por tu oficina. Esperamos tu feedback en nuestras redes sociales 😉

 

Aniol Quer | CEO Growlia Experto en Recursos Humanos y desarrollo personal. Más de 6 años de experiencia gestionando equipos de marketing y ventas en startups de alto crecimiento.

 

 

New call-to-action