El efecto Dunning-Kruger es un tipo de sesgo cognitivo en el que las personas creen que son más inteligentes y más capaces de lo que realmente son. Esta teoría expone que las personas con baja capacidad no poseen las habilidades necesarias para reconocer su propia incompetencia. Pero en este artículo aprenderás como cualquier puede caer en esta conducta, dado que nadie es experto de todo.

Se trata de una situación delicada viniendo del ego y que perjudicaría tu gestión de equipo: detecta si hay personas que puedan padecer esta distorsión de la realidad o sufran de inseguridades por causa de este síntoma y ayúdales.

 

La combinación de una mala conciencia de sí mismo y una baja capacidad cognitiva nos lleva a sobreestimar nuestras propias capacidades. Cabe destacar que el efecto Dunning-Kruger no es sinónimo de bajo coeficiente intelectual. A medida que el conocimiento del término ha aumentado en los últimos años, también ha aumentado la mala aplicación del término como sinónimo de estúpido.

Esta conducta también está relacionada con la capacidad de dar un paso atrás y observar el comportamiento y las habilidades propias desde fuera de uno mismo. Las personas a menudo solo pueden evaluarse a sí mismas desde su propio punto de vista limitado y altamente subjetivo. Desde esta perspectiva limitada, parecen ser muy hábiles, conocedores y superiores a los demás. Debido a esto, las personas a veces luchan por tener una visión más realista de sus propias habilidades.

Vistos ambos escenarios, podemos afirmar que las personas incompetentes tienden a:

  • Sobreestimar sus propios niveles de habilidad.
  • No reconocer la habilidad y experiencia genuina de otras personas
  • No reconocen sus propios errores y falta de habilidad.

 

¿A quiénes afecta el efecto Dunning-Kruger?

Desafortunadamente, todos podríamos caer en este comportamiento movidos por nuestro ego. No importa lo bien informados o experimentados que estemos, todos tenemos áreas en las que no estamos del todo informados y, por ello, somos incompetentes (no como insulto, hablamos realmente de carencias de conocimiento). Por muy inteligente y hábiles que seamos en muchas áreas, nadie es experto en todo.

Todos somos susceptibles a este fenómeno, y de hecho, la mayoría de nosotros probablemente lo experimentamos con sorprendente regularidad. Las personas que son expertos genuinos en un área pueden creer erróneamente que su inteligencia y conocimiento se trasladan a otras áreas en las que están menos familiarizados.

 

Historia

El efecto lleva el nombre de los investigadores David Dunning y Justin Kruger, los dos psicólogos sociales que lo describieron por primera vez. En su estudio original sobre este fenómeno psicológico, realizaron una serie de cuatro investigaciones y encontraron que las personas que obtuvieron puntuaciones en los percentiles más bajos en las pruebas de gramática, humor y lógica también tendían a sobreestimar dramáticamente el desempeño que habían tenido.

En este estudio, los investigadores descubrieron que las personas incompetentes no solo tienen un desempeño deficiente, sino que también son incapaces de evaluar con precisión y reconocer la calidad de su propio trabajo. Estos de bajo rendimiento tampoco pudieron reconocer la habilidad y los niveles de competencia de otras personas, lo cual es parte de la razón por la cual se ven a sí mismos como mejores, más capaces y más informados que otros.

 

Un poco de conocimiento puede llevar a un exceso de confianza

Entonces, si los incompetentes tienden a pensar que son expertos, ¿qué piensan los expertos genuinos de sus propias habilidades? Dunning y Kruger descubrieron que aquellos en el extremo superior del espectro de competencias tenían puntos de vista más realistas de sus propios conocimientos y capacidades. Sin embargo, estos expertos en realidad tendieron a subestimar sus propias habilidades en relación con la forma en que otros lo hicieron.

 

 


Causas del efecto Dunning-Kruger

¿Qué explica este efecto psicológico? Dunning y Kruger sugieren que este fenómeno se deriva de lo que ellos llaman una “carga dual”. Hay gente que carece de algunas competencias, el problema radica en que su incompetencia les roba la capacidad mental de darse cuenta de esta carencia.

Dunning ha señalado que el conocimiento y las habilidades necesarias para ser bueno en una tarea son exactamente las mismas cualidades que una persona necesita para reconocer que no es buena en esa tarea. Entonces, si una persona carece de esas habilidades, no solo son malas en esa tarea, sino que ignoran su propia incapacidad.

 

Como manager, es muy importante detectar en los integrantes de tu equipo su incapacidad para reconocer la falta de habilidad y errores propios.

Dunning sugiere que las deficiencias en habilidad y experiencia crean un problema doble. Primero, estos déficits hacen que las personas tengan un desempeño deficiente en el dominio en el que son incompetentes. En segundo lugar, su conocimiento erróneo y deficiente los hace incapaces de reconocer sus errores.

Otro factor que contribuye es que a veces un poco de conocimiento sobre un tema puede llevar a las personas a creer erróneamente que saben todo lo que hay que saber al respecto. Una persona puede tener un poco de conocimiento sobre un tema, pero gracias al efecto Dunning-Kruger, crea que es un experto.

 

¿Hay alguna manera de superar el efecto Dunning-Kruger?

Si bien todos somos propensos a experimentar el efecto Dunning-Kruger, aprender más sobre cómo funciona la mente y los errores a los que todos somos susceptibles podría ser un paso hacia la corrección de dichos patrones.

Dunning y Kruger sugieren que a medida que aumenta la experiencia con un tema, la confianza generalmente disminuye a niveles más realistas. A medida que las personas aprenden más sobre el tema de interés, comienzan a reconocer su propia falta de conocimiento y capacidad. Luego, a medida que las personas obtienen más información y se convierten en expertos en un tema, sus niveles de confianza comienzan a mejorar una vez más.

Si percibes que esto puede ocurrir a tu equipo, no permitas que caigan en este espiral de inseguridades. Anímales a seguir aprendiendo y practicando. Otra estrategia efectiva consiste en darles una crítica constructiva. Estos comentarios pueden proporcionar información valiosa sobre cómo percibes sus habilidades.

 

Aniol Quer | CEO Growlia Experto en Recursos Humanos y desarrollo personal. Más de 6 años de experiencia gestionando equipos de marketing y ventas en startups de alto crecimiento.

 

 

New call-to-action