La idea de liderar es atractiva para muchas personas interesadas en avanzar en sus carreras. Pero para cualquiera que esté considerado en asumir un rol de responsable de equipo es importante un periodo de prueba. Esto reduce riesgos y previene un error profesional que puede llegar a salir muy caro.

Se puede empezar asignando al aspirante diferentes tareas en las que el riesgo es bajo y la oportunidad de obtener dotes de liderazgo sea alta. Algunas empresas tienen programas exclusivos de desarrollo de liderazgo o aprendizaje, sin embargo, todavía existen organizaciones que prefieren hacerlo por su cuenta sin valorar las probabilidades de fallo.

Establecidas las diversas necesidades que tienen los grupos en los planos individual y de equipo, tenemos las siguientes funciones que un líder debe cumplir para poder satisfacerlas:

Planificar:

  • Buscar toda la información disponible.
  • Definir la meta y las tareas para alcanzarla.
  • Elaborar un plan ejecutable basado en un marco adecuado de toma de decisiones.

Introducir:

  • Explicar al grupo los objetivos, el plan y por qué resultan necesarios.
  • Asignar tareas a los miembros del grupo.
  • Establecer los estándares del grupo.

Controlar:

  • Mantener los estándares del grupo.
  • Ejercer la influencia precisa para cumplir con los tiempos asignados.
  • Asegurar que todas las acciones se encaminen al cumplimiento de los objetivos.
  • Apuntalar al grupo hacia la acción/decisión.

Ayudar:

  • Aceptar a las personas y sus contribuciones para el logro de los objetivos.
  • Alentar al grupo y a los individuos que lo componen.
  • Disciplinar al grupo y a sus integrantes.
  • Crear espíritu de equipo.
  • Resolver los desacuerdos y disputas o contribuir a que otros miembros del equipo lo hagan.

Informar:

  • Clarificar las tareas y el plan.
  • Proporcionar nueva información al grupo, manteniéndolos al tanto de todo lo relativo al plan y su consecución.
  • Recibir información del grupo.
  • Resumir sugerencias e ideas en forma coherente.

Evaluar:

  • Revisar la factibilidad de las ideas planteadas.
  • Calcular las consecuencias de las soluciones propuestas.
  • Evaluar el rendimiento del grupo.
  • Ayudar al grupo a evaluar su propio rendimiento.

 

Como ves, la responsabilidad de un líder de equipo es muy grande y sólo es posible que adquiera este conocimiento con un programa que desarrolle sus habilidades de liderazgo y se sepa transmitirlo con respeto, acompañamiento y de forma constructiva.

 

4 actividades para que tu líder aspirante adquiera experiencia antes de la promoción

 

1 Comienza con poco. Pide al aspirante a manager que te ayude a organizar parte de tus reuniones. Dale la oportunidad de desarrollar la parte flexible de la agenda y que se coordine con los miembros del equipo a fin de preparar la reunión. Aunque sea el organizador, asegúrate de que todo va sobre ruedas.

2 Aprovecha la rotación de cargos para promover el aprendizaje. Ofrece tareas en diferentes áreas del departamento. Permítele comenzar aprendiendo lo básico y luego asígnale una serie de tareas cada vez más difíciles dentro de área. Una vez que haya demostrado competencia y confianza, incrementa la responsabilidad y funciones. Es importante que tenga una visión 360º de lo que está ocurriendo en el equipo y entienda a la perfección qué funciones realiza cada cargo.

3 Aprovecha cada proyecto como nueva oportunidad de aprendizaje. Pídele que dirija al equipo en un proyecto concreto. Deberás explicarle que es el responsable de liderar el proyecto garantizando el mejor tiempo, dentro o por debajo del presupuesto y al nivel de calidad adecuado. Comienza con iniciativas tácticas pequeñas y, con el tiempo, y con resultados positivos, avanza a iniciativas más estratégicas y multifuncionales.

4 Plantea algunos problemas a resolver. Comparte con tu candidato algunos escenarios con procesos difíciles y estudia qué soluciones da y cómo se comporta bajo presión. Idealmente, intenta que sean problemas que impliquen a otras personas para analizar cómo gestiona al resto de compañeros del departamento y lidera todas las funciones.

 

Libro recomendado: Cómo desarrollar líderes por John Adair

 


Pautas a seguir para garantizar una proyección segura y efectiva al candidato a manager

 

  • Sé paciente cuando se equivoque y resiste la tentación de intervenir y corregir todo lo que sale mal. Anímale a reconocer sus errores y pídele que te muestre cómo resolvería de nuevo la situación tras lo aprendido. 
  • Observa a tu aspirante en cada tarea que se le asigna. Asegúrate de proporcionarle formación y feedback en tiempo real sobre su comportamiento para seguir ampliando sus fortalezas o corregir errores.
  • Reuniros regularmente para revisar el progreso y tratar posibles bloqueos. Además de tu feedback y formación, es importante medir su interés o el nivel de frustración. En estas sesiones haz preguntas abiertas y escucha con atención. Resiste la tentación de describir paso a paso qué hacer para resolver los problemas: anímale a proponer sus propias ideas.
  • Evalúa el interés y el compromiso continuo de tu candidato mientras se desarrolla como líder. Poco a poco con el tiempo, tu observación y entrenamiento sabrás si la persona es capaz de dar este gran paso. Y no te olvides de preguntarle:

 

¿Te gusta este cargo? ¿Te desafía? ¿Te sientes recompensado por este trabajo? ¿Te sientes cómodo al dejar de trabajar como rol individual? ¿Estás preparado para dedicarte a apoyar y desarrollar a otros? ¿Te sientes cómodo con el feedback que puedan tener otros sobre tu gestión, incluidos los comentarios constructivos?

 

  • Céntrate en observar a la persona en entornos en los que necesita ganarse la confianza y el apoyo de los demás. Una de las lecciones que más valor tiene en este entrenamiento es demostrar que un buen líder se compromete, obtiene el apoyo de otros y se hace respetar.
  • Pide de manera natural al resto del equipo feedback sobre el desempeño del aspirante a líder. ¿Qué podría hacer mejor? ¿Qué debería dejar de hacer? Hazle llegar estos comentarios a tu aprendiz de forma anónima para convertir los comentarios en oportunidades de mejora.

 

Te recomendamos: El líder coach no ofrece soluciones  por César Piqueras

 

Las pautas anteriores a menudo se omiten con el ritmo frenético en el que estamos acostumbrados en cualquier organización. El coste de poner a la persona equivocada a cargo de los otros miembros de tu equipo es increíblemente alto en términos de moral, productividad, compromiso y rotación. En cambio, guiar al individuo a través de un programa de aprendizaje ofrece una serie de beneficios, que incluyen:

  • El individuo aprende lo que significa hacer el trabajo a través de otros.
  • Los miembros de tu equipo están activamente involucrados en el desarrollo de su próximo líder.
  • Tu líder potencial sabrá si se siente cómodo o incómodo con el próximo rol
  • Fortalece tus habilidades como líder y desarrollador de talento y estarás realizando el valioso trabajo de desarrollar activamente a la próxima generación de líderes en tu empresa.

Ver que un líder acaba quemado o consumido al poco tiempo de adquirir esta responsabilidad es muy común en las organizaciones. Con un poco de soporte y un programa basado en estas pautas, puedes minimizar este riesgo y mejorar tus probabilidades de desarrollar la fuerza de liderazgo necesaria para el éxito de tu empresa.

 

Pilar Fernández | Marketing & PR Growlia Consultora de Inbound Marketing y copywriter. Máster en desarrollo personal y liderazgo. Sólida experiencia en startups y agencias de comunicación internacionales.

 

 

New call-to-action