Dos mentes piensan mejor que sólo una

Los libros, las guías, las apps, son de gran ayuda. Pero no te limites únicamente al estudio del éxito empresarial. Lo que produce un crecimiento exponencial en el talento y el liderazgo es trabajar codo con codo con un coach. Porque dos mentes piensan mejor que sólo una, especialmente si la segunda es alguien con experiencia en tu sector.

El coach te ayudará a tomar decisiones de liderazgo inteligentes, tendrás información y orientación de gran valor. Las ideas radican en ti, pero el coach estudiará la mejor manera de darles forma.

 

Gana compromiso y responsabilidad

¿Verdad que es más difícil romper una promesa cuando nos comprometemos delante de otra persona a cumplirlo? Un coach es ese socio de responsabilidad a largo plazo, el que te reta a diseñar estrategias y desarrollar tus objetivos de liderazgo, mientras se encarga de alinear tu tiempo y recursos para alcanzarlos. Por ello, te aseguramos de que ganarás compromiso y responsabilidad, este asesor será el impulso que necesitas para actuar más grande.

Es relevante este acompañamiento en la definición de objetivos, te ofrecerá varias estrategias para lograrlos y trabajaréis juntos la honestidad profesional. El éxito llega a aquellos que siguen adelante, no pierden el foco y son constantes. ¡Mereces ese tipo de éxito!

Crea una hoja de ruta para llegar a tu objetivo

En relación al anterior punto, es momento de establecer expectativas realistas, en lugar de imponerte estándares imposibles a ti mismo. Para ello, el coach te organizará un plan de liderazgo personalizado y estratégico para cada miembro de la organización y/o para ti, dependiendo de vuestras necesidades. A través de tu trabajo y el trabajo de él o ella, podrás dar ese paso hacia atrás tan importante para tomar impulso y crear una hoja de ruta para tu propio éxito.  No quites valor a ese tiempo tan necesario de estrategia.

Un coach te permite ver lo que tú no ves

Un coach actúa como un filtro, dirigiendo y guiando tus ideas de liderazgo para que sean productivas para ti y tu equipo.  Desafíos, obstáculos, puntos ciegos: lo han visto todo e incluso lo han experimentado ellos mismos.

 

Están entrenados para ayudarte a crecer, pondrán a prueba tus pensamientos, objetivos y ganas de evolucionar. Un coach también actúa como un modelo a seguir debido a la experiencia que comparte. El valor del coaching reside en las herramientas mentales que el coachee aprende que lo ayudan a alcanzar hacia el éxito dentro y fuera del mundo de los negocios.

Detecta y libera creencias limitantes

Es importante que un experto en desarrollo personal y liderazgo ayude a detectar las creencias limitadoras del equipo.  Este trabajo es esencial para descubrir valores intrínsecos y creencias que nunca han visto en ellos mismos. Este ejercicio, les elevará su pensamiento, adquiriendo una nueva perspectiva para descubrir las conexiones existentes, pensarán más grande y fuera de lo convencional.

Se trata de alguien dedicado exclusivamente a actuar como tu propia caja de resonancia personal. Un buen coach saca todos los pensamientos de tu cerebro y el de tu equipo para estar presente y escuchar a los integrantes de una organización, no únicamente al responsable de equipo. Sus preguntas pueden tener mucho poder, tanto como para desterrar valores profundamente arraigados y convertirlos en fortalezas dentro de la organización. Y lo mejor de estos oyentes es que nunca juzgarán tus respuestas, escuchan para empoderarte.

Pilar Fernández | Marketing & PR Growlia Consultora de Inbound Marketing y copywriter. Máster en desarrollo personal y liderazgo. Sólida experiencia en startups y agencias de comunicación internacionales.